Nita, de Benji Davies y cómo descubrir el ciclo de vida de la rana

02/10/2019
  • Nita: una nueva joya ilustrada de Benji Davies

  • Nita, Cullereta en la edición en catalán, es el último álbum ilustrado de Benji Davies. Lo esperábamos con muchas ganas, ya que nuestros pequeños habían manifestado un enorme interés por las ranas desde este verano. En los paseos vespertinos en bicicleta por el marjal de la Albufera descubrieron su hipnótico croar y su ciclo de vida, así que sabíamos que este libro tenía muchas opciones de triunfar. Y así ha sido. 

  • Argumento:

  • A veces las mayores historias tienen los principios más pequeños
  • «A veces las mayores historias tienen los principios más pequeños», reza el subtítulo de esta bella joya ilustrada. Y así es Nita, la protagonista, al comienzo de la historia: muy pequeña. Tan pequeña que ha de mover la cola el doble de rápido que sus hermanos y hermanas renacuajos para no quedarse atrás. El problema de quedarse atrás tiene nombre: el Gran Blob, un pez grande,  viejo y malo que vive en el estanque. Cuando se pone el sol, sale de los rincones y… No, Nita no cree en el Gran Blob. Aun así, prefiere quedarse en las zonas poco profundas del estanque.

  • A medida que pasaba el tiempo, a los renacuajos les iban creciendo las patas. Primero, las de detrás y luego las de delante.  Les crecían dedos palmeados. Las patas eran cada vez más largas y más fuertes. Su cola era cada vez más corta, hasta que la perdían del todo. Pero a Nita no le sucedía lo mismo. De hecho, cada día quedaban menos renacuajos. «¿Dónde habían ido todos?», pensaba Nita. Aunque prefería no pensarlo. Finalmente se quedó ella sola: «¡Oh, no! ¡El Gran Blob!»… Y entonces Nita tuvo ganas de hacer algo que jamás había hecho…

  • Nita: un gran ejemplo de resiliencia

  • El personaje de Nita ha triunfado en casa. Nuestra renacuaja nada en la ducha diciendo que es Nita. Y siempre que ven un río, acequia, etc. los dos llaman al Gran Blob. La verdad es que la idea de que los peques se identifiquen con la protagonista nos encanta, porque Nita es maravillosa: es valiente y demuestra una resiliencia absoluta en las situaciones adversas. No se rinde ante nada ni nadie y se esfuerza mucho, aunque sus logros le cuesten más que al resto.  

  • El libro, por tanto, hará las delicias de aquellos peques a los que algunas cosas les cuestan un poquito más que al resto, bien porque son más pequeños bien porque todavía no es su momento. Aprenderán que al final todo se consigue, incluso mucho antes de lo esperado. También lanza un mensaje muy importante que han de tener en cuenta los padres a lo largo de la crianza: antes no es mejor.

  • En esta época frenética de consumo en la que se acelera el  crecimiento de los niños de forma desmesurada y solo deseamos que vayan superando etapas lo más pronto posible, Nita nos enseña que todo llega a su debido tiempo. Sin forzar nada, sin preocuparnos demasiado. Todo llega. Nuestros hijos dejarán el pañal, el chupete, aprenderán a andar, a hablar, etc. cuando estén preparados. 

  • Sobre las ilustraciones de Benji Davies podríamos hablar largo y tendido. Se va superando en cada libro que hace. Si La ballena o La isla del abuelo os parecieron preciosas joyas ilustradas, Nita os sorprenderá por su capacidad para evocar el ambiente húmedo y tranquilo de un estanque. Solo hay que observar la preciosa portada en la que vemos a Nita disfrutando de un precioso atardecer inmiscuida en sus pensamientos. Además, los colores brillantes y llamativos os harán desear enmarcar más de una página y, sin duda, resultarán enormemente atractivas para los peques.  

  • Nita también es un álbum ilustrado informativo

  • Como os decía al principio, los pequeños de la casa descubrieron este verano el ciclo de vida de la rana. Tuvimos la suerte de que después de una gran tormenta veraniega, nos encontramos un enorme charco en el que se podían observar ranas en diferentes estadios de desarrollo. La verdad es que no sé si en aquel momento llegaron a entender lo que les explicábamos, pero estoy segura de que después de leer Nita, ya lo van teniendo más claro.

     Además, hemos aprovechado el libro para continuar explicándoles cómo se desarrollan las ranas. Les fascina. 

  • Para ello, hemos adquirido estas preciosas miniaturas Safari, pintadas a mano, que representan el ciclo de vida de la rana. Se trata de los cinco estadios por los que pasa la rana hasta su desarrollo completo: huevo, renacuajo, renacuajo sin branquias, renacuajo con patas y rana adulta. Así, a medida que leemos el libro, ellos van identificando en qué momento de desarrollo se encuentra Nita y observan la miniatura correspondiente. La idea es que poco a poco, a medida que les interese, puedan poner la miniaturas en orden, sepan nombrar cada etapa de desarrollo, etc. La verdad es que estas miniaturas son un complemento perfecto para leer el libro. 

  • En este vídeo podéis ver cómo son las miniaturas:

  • Por otra parte, la editorial Andana ha preparado unas actividades interesantísimas que os recomiendo. Se trata de un documento en pdf que se puede descargar aquí (también disponible en catalán) y que contiene:

    ·      Una actividad para pintar

    ·      Una actividad para encontrar 5 diferencias

    ·      Una explicación ilustrada del ciclo de vida de la rana

    ·      Una guía para saber cómo capturar y observar renacuajos en directo

  • Una historia viva y conmovedora sobre los grandes pasos que damos todos, no importa lo pequeños que seamos, contada por uno de los más brillantes creadores de álbumes de la actualidad
  • También disponible en catalán: Cullereta
    También disponible en catalán: Cullereta
comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos