Los invisibles, Tom Percival

22/04/2021
  • Hace unos meses, mientras merendábamos en un banquito del parque, mi hija me preguntó que por qué aquella señora estaba cogiendo comida del contenedor de basura y se la guardaba en el carro que llevaba. Al principio me costó reaccionar y le contesté algo así como que la señora no tenía suficiente dinero para comprar comida. Y entonces me preguntó que por qué no se lo dábamos nosotros.
     
    Esta es la forma en la que mi hija descubrió la existencia de la pobreza, con una señora hurgando entre la basura y llevándose a la boca lo que encontraba. El hecho debió afectarla profundamente, porque posteriormente me volvió a preguntar en varias ocasiones por qué la señora cogía la comida del contenedor.
  • He de confesar que no sabía muy bien cómo afrontar la situación y me costaba encontrar las palabras necesarias para explicarle esta realidad tan delicada.
     
    Todo se solucionó cuando llegó a nuestras manos el libro Los invisibles, de Tom Percival.
     
    Fue entonces cuando sentí que tenía la herramienta perfecta para hablar sobre algo tan desgarrador como es la pobreza y sobre todas aquellas personas a las que la sociedad acostumbra a dar la espalda.

    Los invisibles nos cuenta la historia de Isabel, una niña feliz, que disfruta de las cosas que tiene. Sin embargo, un día, por falta de dinero para pagar las facturas, ella y su familia se ven obligados a abandonar su querida casa y mudarse a la otra parte de la ciudad. Y allí es donde Isabel se vuelve invisible y descubre que hay muchas más personas como ella.
  • En Los invisibles encontrarás un océano de sentimientos y emociones. Porque, aunque al principio Isabel «siempre se fijaba en las cosas bonitas» y no se preocupaba por las cosas que no tenía, poco a poco su ánimo va decayendo hasta el punto de no encontrar «nada bonito que pudiera animarla».
     
    Por tanto, de la felicidad y entusiasmo inicial que rebosa la pequeña protagonista, a pesar de no tener algunas de las cosas que solemos dar por sentadas, pasa a sentirse «fría, triste y solitaria», al igual que aquella parte de la ciudad a la que ha ido a vivir.
  • Sin embargo, poco a poco Isabel va descubriendo el poder de las pequeñas acciones y de la fuerza que estas tienen para conseguir objetivos más grandes y efectivos. La solidaridad, la empatía y la esperanza se abren paso para recordarnos que las cosas pueden cambiar.
  • Al final del libro viene una nota de Tom Percival, autor e ilustrador de este bello álbum, en la que descubrimos que él mismo vivió su infancia en una caravana sin apenas luz ni agua. Sin embargo, según apunta, había dos cosas que tenía a raudales: AMOR Y LIBROS.
     
    Tom Percival, por tanto, sabe de lo que habla, porque ha vivido la pobreza en primera persona.
     
    Y en Los invisibles ha querido poner de manifiesto cómo la sociedad mira hacia otro lado. Y no solo en relación a la pobreza. Según el autor, «el mundo tiene muchas maneras de decirte: ‘Este no es tu sitio’». Pero, leyendo Los invisibles, verás que sí, que hay sitio para todos.
     
    Y nuestros hijos deben saberlo y tomar conciencia de ello. Con amor y libros será más fácil, seguro.
     
    Y por todo esto, en nuestra selección de los 20 mejores libros para regalar el Día del Libro / Sant Jordi, te contábamos que si tuviésemos que elegir un solo libro para regalar este día sería este, sin dudarlo.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

Regístrate con nosotros y así podrás crear tus comentarios, contar tus experiencias y participar en nuestro blog.

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos